LOS 900 AÑOS OFICIALES DE LA ORDEN DE MALTA: “PIE POSTULATIO VOLUNTATIS”

08 feb
8 febrero, 2013

El próximo día 15 de febrero tendrá lugar un acontecimiento que sin duda conmemora uno de los momentos más trascendentes para toda la civilización cristiana: El 900 aniversario de la creación de la bula “PIE POSTULATIO VOLUNTATIS”, bula sacra a través de la cual el Papa Pascual II concedió oficialmente a la Orden de Malta los derechos y protecciones de los que desde entonces ha disfrutado, y fecha a partir de la cual dio inicio una de las gestas más maravillosas de la historia del mundo occidental.

La Soberana Orden Militar de San Juan de Jerusalén, de Rodas y de Malta, más conocida como Orden de Malta, fue fundada en el año 1048 por un grupo de mercaderes llegados a Tierra Santa desde la República de Amalfi, encabezados por el Beato Gerardo. Dichos mercaderes, que habían conseguido licencia de los Califas Fatimíes para construir en Jerusalén una Iglesia dedicada a Santa María y un Hospital dedicado a San Juan Bautista sobre las ruinas del anterior hospicio que había fundado tiempo atrás Carlomagno, tenían como objetivo inicial la atención a toda clase de enfermos que llamaran a sus puertas, fundamentalmente cristianos en su peregrinación a los Santos Lugares, esos en los que había transcurrido la gesta vital de Cristo diez siglos atrás.

La de Malta, que desde aquellos lejanos años ha sido una institución siempre fiel a su lema original “Tuitio Fidei et Obsequium Pauperum” (la defensa de la Fe y la ayuda a los pobres), es hoy la Orden de Caballería más antigua del mundo y aunque inicialmente se conformó en base a principios pacíficos, pronto debió militarizarse al convertirse en objetivo de numerosos ataques musulmanes provenientes fundamentalmente de las tropas turcas que habían conquistado Jerusalén en 1071. Además, tras la entrada en la ciudad del ejército de la Primera Cruzada encabezado por Godofredo de Bouillon, el día 7 de Julio de 1099, los caballeros hospitalarios se unieron a aquella sagrada empresa destinada a recuperar para la cristiandad los enclaves más relevantes de su historia.

Beato Gerardo, fundador de la Orden de Malta

Beato Gerardo, fundador de la Orden de Malta

Papa Pascual II

Papa Pascual II

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

A partir de aquel momento, y para no extendernos en narraciones que han abarrotado libros enteros, podemos decir sin temor a equivocarnos que la Orden de Malta ha llevado a cabo una de las epopeyas más brillantes de la historia del mundo cristiano, pues ha defendido heroicamente durante casi 10 siglos y de forma clave a la cristiandad del asedio musulmán en plazas tan decisivas como Rodas o Malta, y sin su intervención en la vanguardia de episodios tan trascendentales como la Batalla de Lepanto, las Navas de Tolosa o la Reconquista Española en general, seguramente hoy el mundo se configuraría en códigos arábigos y los feligreses de ciudades como Madrid, Roma o París, no irían a la Iglesia sino a la mezquita.

Como reconocimiento a la labor de la Orden durante sus primeras décadas de existencia, y a petición del Maestre fundador, Beato Gerardo, el Papa Pascual II la tomó en aquellos años bajo su protección, reconociéndola como auténtica “Casa de Dios”, al emitir el día 15 de febrero de 1113 la bula “Pie Postulatio Voluntatis”, considerada como la Carta Fundacional de la Orden y que, como indicaba al inicio de este artículo, le reconocía a la Orden una serie de derechos y privilegios a partir de los cuales funcionaría desde entonces hasta el día de hoy.

Bula "Pie Postulatio Voluntatis"

Bula “Pie Postulatio Voluntatis”

Dichos derechos, que protegían en buena medida a una Institución que ya había logrado por entonces crear una obra material e inmaterial sin duda importante, dieron a la Orden absoluta autonomía sobre sus hospitales y sobre ella misma, ya que desde entonces pasó a ser, a diferencia de cualquier otra Orden Militar de antes y de ahora, un ente soberano e independiente, estatus que se mantiene a día de hoy. Además, la bula Papal otorgó a la Orden el reconocimiento y protección perpetua de la Santa Sede, le dio autonomía absoluta para elegir a sus Grandes Maestres y para regirse a sí misma con sus propios estatutos constitucionales, le permitió conservar para sí y para su obra todo su legado así como todas las donaciones recibidas de cualquier Príncipe de la cristiandad, además de muchas otras cosas que ayudaron a hacer de la Orden el grandioso ente benefactor que fue durante los siglos posteriores.

El "Crac de los Caballeros", fortaleza levantadapor los Caballeros de Malta en la actual Siria tras la Primera Cruzada.Considerada el modelo perfecto de arquitectura militar.

El “Crac de los Caballeros”, fortaleza levantada por los Caballeros de Malta en la actual Siria tras la Primera Cruzada. Considerada el modelo perfecto de arquitectura militar.

Como resultado de aquella bula papal que hoy conmemoramos (de ahí su importancia), durante los últimos 900 años la Orden de Malta ha sido capaz de servir a la Iglesia y a los más necesitados de forma autónoma y soberana, constituyendo hoy en día un auténtico sujeto de Derecho Internacional, reconocido por la ONU, con extraterritorialidad, relaciones diplomáticas con 104 países de todos los continentes, sistema judicial independiente y emisión de sellos y moneda propios. Además, podemos decir que la Orden representa una de las organizaciones humanitarias más importantes del mundo, siempre fiel a sus principios fundacionales, contando a día de hoy con cientos de hospitales, sistemas asistenciales internacionales, miles de voluntarios que desinteresadamente ayudan a la obra de la Orden, y obras sociales de gran magnitud a lo largo y ancho de los cinco continentes.

El 44º Gran Maestre de la Orden, Frey Phillipe Villiers de L’Isle-Adam, toma posesión de la isla de Malta el 26 de Octubre de 1530. El archipiélago le fue cedido a la Orden por el Emperador Carlos I de España. A cambio, la Orden de Malta le entrega anualmente desde entonces al Rey de España un halcón maltés, tradición con cuyo nombre quiso titular el cineasta John Huston su mítica película.

El 44º Gran Maestre de la Orden, Frey Phillipe Villiers de L’Isle-Adam, toma posesión de la isla de Malta el 26 de Octubre de 1530. El archipiélago le fue cedido a la Orden por el Emperador Carlos I de España. A cambio, la Orden de Malta le entrega anualmente desde entonces al Rey de España un halcón maltés, tradición con cuyo nombre quiso titular el cineasta John Huston su mítica película.

Por todo ello, cuando en los próximos días el Papa Benedicto XVI reciba de nuevo en la Santa Sede a la Orden de Malta y a su 79º Príncipe y Gran Maestre Frey Matthew Festing con motivo de tan señalada conmemoración, esa no será únicamente una reunión de señores uniformados de rojo frente a un hombre vestido de blanco, sino que será el símbolo de uno de los mayores triunfos de la historia de la civilización occidental: El camino que hace 9 siglos empezaron a caminar juntos la Santa Sede y la Orden de Malta, en formidable beneficio de nuestro mundo.

Dios quiera que haya, al menos, otros 900 años por delante.

 

 

VIDEO:  S.S. Benedicto XVI recibe al 79º Príncipe y Gran Maestre de la Orden de Malta y al Soberano Consejo

* En la imágen principal, S.S. el Papa Benedicto XVI recibe a S.A.E. El 78º Príncipe y Gran Maestre Frey Andrew Bertie

 

Tags: , , , , , , ,

Coméntalo en Facebook

0 comen.

Por favor, deja tu opinión

¿Quieres participar en el debate?
¡Eres bienvenido!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

© Copyright - La oreja de Jenkins