SAN ANTONIO DE LOS ALEMANES: UN TESORO ESCONDIDO EN MADRID

27 feb
27 febrero, 2013

Por su constante y a veces caótico crecimiento a lo largo de los siglos transcurridos desde que el Rey Felipe II estableció definitivamente su Corte en ella, Madrid es una ciudad algo desestructurada y para algunos no tan atractiva desde un punto de vista histórico como otras capitales europeas como París, Londres o Bruselas. Pero si sabemos recorrer bien sus calles y descubrir sus cien millones de rincones, nos damos cuenta de que nuestra ciudad esconde tesoros verdaderamente mágicos.  Y entre ellos encontramos uno que probablemente pocos conozcáis y que se ubica en pleno corazón del barrio de Malasaña, a muy pocos metros de la Gran Vía:  La Iglesia de San Antonio de los Alemanes.

La construcción de ésta joya (una de las pocas en España de planta elíptica), duró prácticamente una década y comenzó en 1624, reinando Felipe IV, en una época en la que el Reino de Portugal aún pertenecía a España. Para su construcción, se eligió un solar cercano al “hospital de los portugueses”, que había erigido años antes el Rey Felipe III para dar servicio a la amplísima comunidad lusa que por aquel tiempo residía en Madrid, motivo por el cual la iglesia pasó a ser administrada desde sus inicios por la comunidad portuguesa madrileña, que la situó bajo la advocación de San Antonio de Padua, Santo lisboeta descendiente del mismísimo Godofredo de Bouillón.

 

SAN ANTONIO

 

Ésta iglesia, que ha sido definida en muchas ocasiones como “La Capilla Sixtina española” y que es una absoluta maravilla del barroco madrileño que vista desde fuera suele pasar desapercibida por su sobria arquitectura de estilo herreriano tardío, tiene un interior exuberante y casi babilónico que representa a la perfección ese ilusionismo barroco capaz de aunar en un solo conjunto los frescos más impecables, las esculturas más proporcionadas y la arquitectura mejor concebida, para crear finalmente una atmósfera de movimiento y suntuosidad que no solo no encontramos en ninguna otra iglesia madrileña sino que tiene pocos competidores en la antigua Europa.

Se trata de un interior totalmente pintado al fresco, tanto cúpula como paredes. En el decorado de su majestuosa cúpula, participaron los inolvidables Juan Carreño de Miranda y Francesco Ricci (éste último, decorador también del Monasterio del Escorial bajo las órdenes de Federico Zuccaro), y los muros curvos de toda la estructura fueron encomendados al casi mítico Luca Giordano. Los seis altares con los que cuenta el templo, situados en arcos-hornacina de medio punto, fueron realizados por varios artistas irrepetibles como el histórico manierista Eugenio Cajés.

CUPULA

Cúpula de San Antonio de los Alemanes

Tras la separación de Portugal del Imperio Español, la Reina española Mariana de Austria cedió la iglesia a la comunidad alemana establecida en Madrid, que también era muy numerosa desde la llegada de los Austrias y, sobre todo, desde la boda de Carlos II “El hechizado” con la Reina Mariana, hija de Felipe Guillermo de Neoburgo, Elector del Palatinado alemán. Por dicho motivo, el templo, que desde su misma construcción se había relacionado con los portugueses,  pasó de ser llamado “San Antonio de los Alemanes”.

Desde su construcción en el siglo XVIII, la iglesia pertenece a la Santa, Pontificia y Real Hermandad del Refugio y Piedad de Madrid, de la cual todos los Reyes de España desde Felipe IV, a excepción de José Bonaparte y Amadeo de Saboya, han sido Hermanos y Protectores.

Arquitectura fingida de Francesco Ricci, con representación de las columnas salomónicas

Arquitectura fingida de Francesco Ricci, con representación de las columnas salomónicas

Y como dato de gran interés histórico, por si fuera poco todo lo anterior, quien visite la cripta de la iglesia verá las tumbas que contienen los restos de dos Infantas de Castilla, ni más ni menos:  Berenguela de Castilla y Aragón ( 1253-1300, hija del Rey Alfonso X “El Sabio” y de Violante de Aragón y Hungría), y Constanza de Castilla (1308-1310, hija de Fernando IV de Castilla y de Constanza de Portugal).

Tags: , , , , , ,

Coméntalo en Facebook

0 comen.

Por favor, deja tu opinión

¿Quieres participar en el debate?
¡Eres bienvenido!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

© Copyright - La oreja de Jenkins