SOBRE LA HISPANIDAD

09 abr
9 abril, 2013

Méjico, 5/4/13

 

Según la Real Academia Española, el término Hispanidad (mal llamado en algunas partes de América Día de la Raza), significa “Carácter genérico de todos los pueblos de lengua y cultura hispánica”. Con esta breve definición, nuestra máxima autoridad lingüística encierra en solo once palabras casi cinco siglos durante los cuales los españoles levantamos el mayor Imperio de la era moderna y llevamos más allá de los mares una amplísima carga de riqueza cultural, conquistando y explorando casi todo el continente americano y extensas superficies de Oceanía, Europa, África y Asia.

A lo largo de todos estos siglos, y con frecuencia de forma heroica, España llevó a cabo una labor civilizadora y evangelizadora de aquellos Pueblos y territorios que paulatinamente se fueron uniendo a nuestra Corona. Fueron años de costosísimas conquistas y aventuras, en las que surgieron grandes nombres como Hernán Cortés, Francisco de Pizarro, Juan Ponce de León, Diego de Almagro o, por supuesto, el precursor de todos ellos que inició tales hazañas con el Descubrimiento: Cristóbal Colón. Nombres que junto a otros muchos pasaron a la historia por ser protagonistas de tan grandiosa y sacrificada hazaña en favor de España y de su prosperidad. Portentos de carne y hueso que, buscando casi siempre su progresión personal y la de su Patria, se ponían a las órdenes de nuestros sucesivos Reyes y se lanzaban a descubrir mundos en aquel tiempo tan ocultos como recónditos.

HISPANIDAD

Descubrieron los montes Apalaches, cruzaron la cordillera Andina y las montañas Rocosas, dominaron los Imperios Inca y Azteca, desembarcaron y tomaron las islas Filipinas (llamadas así en honor a Felipe II), las islas Marianas, las Carolinas. Se abrieron paso en la selva amazónica y cruzaron el gigantesco río que lleva su nombre, conquistaron Nueva Guinea y descendieron el continente americano hasta el grandísimo estuario del Río de la Plata. En América del Norte, atravesaron el desierto de Sonora, cruzaron el Misisipi y fundaron cientos de ciudades, entre ellas Nuestra Señora de Los Ángeles (actual Los Ángeles), Santa Bárbara, Santa Mónica, San Diego o el actual Estado de Florida. Y llegaron hasta el mismísimo Taiwán, donde en ciudades como Keelung o Tamsui aún sigue habiendo habitantes que usan el español como lengua materna.

dia_de_la_hispanidad

Tras este glorioso periodo histórico, los españoles perdimos progresivamente la soberanía sobre una superficie mundial que englobaba lo que a día de hoy son cerca de treinta países y casi cuatrocientos setenta y cinco millones de almas. Perdimos la soberanía, como he dicho, pero no por ello nuestra identidad, nuestra lengua, nuestras tradiciones e incluso nuestros valores, pues todo ese bagaje cultural jamás dejó de estar presente, muy a pesar de algunos, en las mentalidades y formas de vida de todos aquellos habitantes que una vez fueron súbditos del Rey de España.

Y todo ese conjunto de condiciones culturales comunes que todos aquellos Pueblos mantienen hoy con lo que muchos de sus habitantes llaman La Madre Patria (España), es lo que hace que exista entre España y los países de Hispanoamérica una especial hermandad cultural y sanguínea que conforma la llamada Comunidad Hispanoamericana, que nos hace sentirnos orgullosos de nuestro pasado y solidarios con nuestros parientes históricos de aquella preciosa parte del mundo.

Para celebrar esta fraternidad y esa historia común, y con ánimo de acercar y fortalecer el sentimiento de hermandad entre nosotros, se celebra anualmente el llamado Día de la Hispanidad, que se hace coincidir con el día 12 de Octubre, fecha en la que una mañana de 1492, Rodrigo de Triana divisó América por primera vez iniciando la  gran hazaña española en tierras americanas.

8

Dicho día, que es entendido por la práctica totalidad de los hispanoamericanos como una fecha de celebración y de alegría común, no está exenta de aquellos indeseables que ven en sus desgracias la culpa ajena y que acusan a España de todos los males que ellos, y solo ellos, se han labrado a fuerza de corrupciones de diverso calado durante los últimos dos siglos. Acusan a España de destruir antiguos Imperios, de imponer la religión Católica a sus súbditos y de masacrar a sus nativos, demostrando una carencia de cultura y de visión histórica de magnitudes tremendas, pues si las Conquistas fueron a veces crueles (al estilo de todas las que se han dado en cualquier parte del mundo a lo largo de los siglos), no es menos cierto que es infinitamente superior el bien aportado que el daño llevado a cabo.

Basta aludir a nuestra propia experiencia, pues si el Imperio Romano invadió nuestra península a fuerza de sangre y lucha, aniquilando Cartago y todas las Colonias existentes entonces en lo que posteriormente se vino a llamar Hispania, no es menos cierto que a causa de esa invasión, aquel Imperio nos dejó como herencia a los españoles una arquitectura y un sistema legislativo, fiscal y administrativo que nunca antes habríamos podido soñar. Por no hablar de su gran legado: El Latín, del que desciende esa potente y hermosísima lengua española que, tras aprenderla, supimos compartir con nuestros hermanos americanos.

 

Tags: , , , , , ,

Coméntalo en Facebook

1 comen.
  1. miguel dijo:

    buenísimo blog. Me anima muchísimo saber que alguien recuerda y admira.

    Responder

Por favor, deja tu opinión

¿Quieres participar en el debate?
¡Eres bienvenido!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

© Copyright - La oreja de Jenkins