25 ARGUMENTOS EN DEFENSA DE LA MONARQUÍA ESPAÑOLA

25 abr
25 abril, 2013

Hoy me gustaría enumerar veinticinco de las principales razones por las que creo que todos los españoles deberíamos apoyar sin ambages a nuestra Monarquía. La deriva hacia la mediocridad de la sociedad española durante los últimos lustros me preocupa, y veo con perplejidad que dicha deriva va indisolublemente acompañada de un aumento del número de ciudadanos que, a menudo desde su ignorancia, se declaran republicanos…

Aunque para algunos no sea algo fácil de comprender, yo considero que ser republicano en España es como ser negro en la Virginia de principios del XX, “stripper” en el Sultanato de Omán de nuestros días, o nativo en las tardías colonias inglesas del Caribe. Y es que, a pesar de los errores que cualquiera puede cometer en momentos puntuales (humanos somos todos), todos los españoles deberían conocer, defender y ensalzar las virtudes innegables de una Monarquía que aporta a España incontables beneficios que solo un tonto o un imprudente puede despreciar.

Mis veinticinco razones de hoy, son las siguientes:

 

juan-carlos-i-rey-de-espac3b1a1

 

1. Diplomacia permanente: Si bien los Ministros de Exteriores cambian permanentemente, así como los embajadores y los cónsules, la figura del Rey es la de un diplomático permanente y de superior importancia para España. No existe ningún país extranjero, ningún presidente de gobierno, ninguna institución relevante que valore más en sus relaciones a un Ministro o a un embajador que al Rey de España. Como se suele decir, el Rey es el primer diplomático de España. Esta labor de diplomático, la ha ejercido el Rey en infinitas ocasiones, tanto por indicación de los gobiernos de turno como de manera discreta y sin hacerlo saber a los españoles, provocando con ello un      impagable beneficio para España que conocen muy bien los políticos y los diplomáticos de dentro y fuera de España, pero que por desgracia el ciudadano de a pie a veces desconoce y llega incluso a menospreciar.

 

2. La figura personal del Rey: La figura del Rey en el ejercicio de sus funciones trasciende la de cualquier otra persona o institución y se convierte en un baluarte nacional que transmite un halo y una imagen inalcanzables por ningún político. Ejerce de “imán” de cara a los intereses de España por el mero hecho de existir, de pertenecer a una gran dinastía, a un gran país de trayectoria monárquica y por el hecho de hacer las cosas bien.

3. Imprescindible en las relaciones con determinados países: Si bien a veces pensamos que somos el ombligo del mundo y que las políticas de todos los países son como la del nuestro, en el mundo hay países de una importancia grandísima para los intereses de España y cuyos gobiernos o Reyes solo aceptan hablar con otros Reyes o bien sus gobiernos otorgan un valor muy diferenciado y muy mejorado al trato con un Rey, en detrimento del trato con un presidente del gobierno. Por ejemplo, países estratégicamente cruciales como  Arabia Saudí o Marruecos solo firman los grandes acuerdos con el Rey (a quien consideran su “hermano”), y en países como Tailandia (con el Rey Bhumibol), su Rey solo habla de tú a tú con otro Rey.  Además, muchos países del mundo otorgan prioridad a las relaciones de larga duración, prefiriendo siempre a un monarca que a un presidente que cada 4 años cambia de cara.   En virtud de todo lo anterior, hemos visto cómo el Rey Juan Carlos ha aportado a España y a sus empresas e instituciones innumerables acuerdos, contratos, adjudicaciones y los más variados beneficios.

4. Relación con Hispanoamérica, próxima gran potencia mundial: Por motivos históricos evidentes, y también a partir del esfuerzo personal del Rey desde 1978, todos los países de América Latina tienen una especial vinculación con España. De esta forma, nuestra relación con este área del mundo de gigantesca importancia se ve      muy beneficiada, siendo España la única nación europea en estar plenamente integrada en las más importantes cumbres regionales, donde dada la “entrada” del Rey y su importancia simbólica en esta confraternidad de países, siempre se le sitúa en una posición prioritaria y se le da más importancia que al resto de los asistentes (entre los cuales también suele estar el presidente del gobierno español, a quien se sitúa en una posición secundaria y alejada de la del Rey) . Además el Rey ha favorecido muchos delos más grandes acuerdos políticos y empresariales de España en dichos países del mundo.

5. Figura de última instancia: Aunque en una Monarquía Parlamentaria el poder efectivo recae sobre el Congreso y no sobre el Rey, Don Juan Carlos puede ejercer en un momento dado su poder de intervención en la pugna política, algo que provoca que mejore el clima político por temor a que  intervenga. Cuando ha intervenido, como por ejemplo en el por todos  conocido 23-F, ha sido una intervención definitiva.

6. Recuperador y restablecedor de relaciones: En muchas ocasiones, las relaciones entre los políticos o las      instituciones se vuelven tensas o se deterioran por la mala actuación de nuestros políticos o de los de enfrente. En estos casos, el Rey tiene la  capacidad de mediar y actuar de juez y pacificador entre las partes. Lo ha hecho mil veces entre distintos políticos españoles de distintas regiones y lo hizo, por citar un solo ejemplo, cuando el presidente Zapatero provocó un conflicto diplomático ni más ni menos que con EEUU al no levantarse al paso de su bandera en el desfile de las FFAA del 12 de Octubre. La relación del Rey con la familia Bush fue, en este caso, la que hizo que el agua volviera a su cauce y España no se viera demasiado perjudicada por la mala actuación de un político sin experiencia.

7. Permanencia: A diferencia de los  gobiernos de turno, que duran una o pocas legislaturas y cambiar radicalmente de signo (con todos los beneficios y también perjuicios que ello ocasiona), la Monarquía parlamentaria permite que el Jefe del Estado sea el mismo por mucho tiempo, lo que provoca necesariamente que el Rey tenga una relación permanente, duradera y por tanto más estable con España y con el mundo. No hay nadie en España que tenga la agenda de contactos y de relaciones que tiene el Rey, que en 36 años ha conocido y creado una fuerte relación, por ejemplo, con 8 presidentes de EE.UU. Una figura tan permanente otorga a España una estabilidad e influencia que no consigue ninguna figura política.

8. Formación y potencial del heredero:  La Monarquía parlamentaria es hereditaria y la Jefatura del Estado recae  por ley en el heredero al Trono. Esto hace que, desde su mismo nacimiento, el Príncipe de Asturias sea formado exclusivamente para lalabor que el día de mañana desempeñará. Desde que nace, el Príncipe aprende idiomas, se      educa correspondientemente, aprende el protocolo necesario, desarrolla su agenda, ejercita sus capacidades y aprende sus responsabilidades de tal manera que cuando accede al poder lo hace tras toda una vida de aprendizaje y por tanto con unas posibilidades infinitamente mayores de éxito que aquellas que tiene un político que en la mayoría de las ocasiones ni siquiera sabe inglés o tiene una formación más que mediocre.

9. Utilidad recurrente de la Monarquía: La principal cualidad de la Monarquía parlamentaria es su utilidad      recurrente ante muy distintas situaciones. En España, la Monarquía actual ha demostrado su utilidad como figura neutral frente a los partidos e idearios. La figura del Rey encarna la imagen del Estado y es símbolo de su permanencia y de su estabilidad a pesar de los cambios de rumbo políticos e ideológicos. Son incontables los servicios que el Rey ha prestado a España, en muchas ocasiones sin el conocimiento de la gente y otras muchas veces de forma oficial.

10. El inigualable valor del Rey como símbolo: Solo los incautos y los tontos desprecian los símbolos y el Rey es por encima de todo un símbolo que encarna por sí solo y sin necesidad de mayor explicación el enlace entre la historia del país y su presente, con todo lo que ello conlleva. Este poder simbólico equilibra el país, certifica y representa su unidad bajo la figura de un Rey común y, entre otras cosas, reprime en gran parte cualquier deseo o aspiración      desproporcionada de determinados políticos incultos o corruptos.

11. Crecimiento y poder económico: A pesar de que algunos acusan a la Monarquía de ser un símbolo obsoleto que hace retroceder al país, es un hecho que 7 de los 10 países más ricos del mundo son Monarquías Constitucionales (fuente: Brussels Almanac). Además, las Monarquías europeas copan el ranking de la CIA en  cuanto a su poderadquisitivo PPP (Purchasing Power Party), y 19 de los 30 primeros países del mundo son asimismo  Monarquías constitucionales. Además, en zonas del mundo en gran crecimiento como el Medio Oriente, los dos países más ricos son Monarquías (Emiratos Árabes Unidos y Arabia Saudí). Para colmo, el país más rico de Asia, Japón, también es una Monarquía constitucional.

12. Descenso de la corrupción bajo una monarquía: A pesar de que España hoy en día sufre como nunca la      corrupción política, en términos de forma de Estado seguimos estando en la  franja baja en cuanto a corrupción de Estado se refiere. Y es que según el índice de corrupción “Transparency International”, dice claramente que las 10 naciones menos corruptas del planeta son Monarquías Constitucionales.

13. Libertades garantizadas: Según el “Central Intelligence Agency’s World Factbook”, los sistemas monárquicos      son los que mejor y más garantizan las libertades dentro de una democracia avanzada. Como ejemplo, señalan los casos delas Monarquías española y británica, que cuando mantenían sus colonias de África y América (en el caso de España, sus Provincias de Ultramar), garantizaban unas libertades que tras la llegada de sus independencias dejaron de existir. Esto es un hecho contrastado, real e histórico.

14. Políticas al servicio del pueblo y no de intereses particulares: Mientras que los partidos en una república      disponen solamente de una legislatura y en ella generalmente tienden a buscar su interés personal porque saben que se les acaba a los pocos años  y tras dichos años no tendrán obligación de enfrentarse a sus resultados, un Rey constitucional lo es durante un plazo muchísimo mayor, por tanto siempre tiende a tratar de encontrar políticas que beneficien a la población con visión en el largo plazo, puesto que no tiene un periodo de reinado pactado y siempre deberá asumir las consecuencias de lo que haga en el ejercicio de su cargo.

15. El sentido democrático de un Rey:  El Rey de España representa a todos los españoles sin excepción, lo cual es intrínsecamente lo más democrático que hay.  Mientras que los partidos políticos que gobiernan son elegidos en las urnas en pugna con sus enemigos y, cuando salen elegidos, siempre defienden más los intereses de la parte de la      población que les ha elegido que los de la parte que ha votado en su  contra, un Rey siempre defiende por igual a todos los españoles, porque no  está sujeto a una elección cada 4 años.

16. El Rey representa la unidad de España: Mientras que en la España de hoy conviven un batiburrillo de partidos políticos entre los que se encuentran buenos partidos pero también partidos que pretenden destrozar su unidad, la Monarquía es el nexo común de unión entre todos los pueblos de España. Con la Monarquía tenemos un espacio independiente de los partidos que ofrece consenso, libertad, seguridad, igualdad, solidaridad, estabilidad y por encima de todo, unidad. Lo único que une institucionalmente a España en todos los sentidos es el Rey y, por tanto, la Monarquía.

17. El Rey como cabeza visible: Mientras que la presencia de un presidente de gobierno de cualquier país (a excepción, obviamente, de las grandes superpotencias), pasa prácticamente desapercibida en cualquier lugar, el hecho de que el Rey de España o el Príncipe de Asturias estén presentes en cualquier asunto relacionado con la representación de España en cualquier lugar del mundo, aporta a nuestro país un prestigio y un valor incalculable que jamás podrá  aportar ningún político.

18. El Rey desde el punto de vista de los negocios para España: Dado el potencial del Rey, su imagen, su llegada  y su agenda, nuestro monarca ha aportado durante sus años de reinado  muchos de los más potentes contratos internacionales para las empresas españolas. Asimismo, ha dejado abiertas infinitas puertas de cara a que nuestros políticos obtengan negociaciones provechosas para los españoles  y su prestigio exterior es el primer aval para la marca España, que cuando va tras del Rey es sinónimo de éxito. De esto dan sobrada fe los embajadores y los Ministros de Exteriores.

19. La libertad del Rey para actuar sin ataduras: Mientras que en la actividad internacional, los partidos      políticos siempre deben limitar al fin y al cabo su actuación verdadera a  aquellos otros partidos políticos que les son afines o con quienes  comparten unas políticas similares, el Rey habla, negocia y trabaja en un entorno libre de tendencias políticas, comportamientos influidos por  partidismos y sin tener en cuenta la lucha política. Solo mira por España con seriedad, energía y sin depender de nadie.

20. La Monarquía como valor histórico: No todos los países tienen la suerte de tener un pasado tan rico      culturalmente hablando como España. Nuestra riqueza cultural y nuestra historia siempre ha ido de la mano de la Monarquía, y es una suerte poder vincular nuestra riqueza histórica con el mantenimiento de nuestra  histórica Monarquía, que es la Institución que ha traído a España donde está.

21. El Rey como Jefe de las Fuerzas Armadas: El hecho de que el Rey sea Jefe de Estado y a la vez de las  Fuerzas Armadas imprime en las mismas un carácter unitario y democrático que nos ha venido siempre muy bien, especialmente en momentos como el 23-F, cuando el Rey asumió con honor dicho cargo y reprimió el Golpe de Estado.

22. Coste de la Monarquía: El coste de una Monarquía Constitucional tiende a ser siempre más bajo que el de una      forma de Estado republicana. En el caso español, además, tenemos la Monarquía con el presupuesto más bajo de Europa, solo por encima de Mónaco, y además en la actualidad se trata de un presupuesto expuesto a luz y taquígrafos. A día de hoy, cada español paga aproximadamente 0,20 céntimos de euro al año para el sostenimiento de la Monarquía. Con un cálculo así, e imaginando que el coste de la Monarquía subiera un 3% anual y que dentro de 100 años seamos 60 millones de españoles, esto supondría que la Monarquía costaría a un español, en toda su vida, un total de 101 euros, algo absolutamente ridículo en comparación con lo recibido gracias a la Monarquía. Por poner solo un ejemplo, el coste de la República de Italia ronda los 120 millones anuales y exige un gigantesco dispositivo de      gasto cada pocos años para elegir a un presidente de la República, algo que en España es innecesario.

23. Gastos que evita la Monarquía: Con una Monarquía, los españoles ahorramos muchísimo dado su carácter      permanente. En las repúblicas existen costes electorales presidenciales, gastos de presidencia (independientes de los Primeros Ministros), cientos de asesores para Presidente de la República y/o Primer Ministro, personal a su servicio, sueldos vitalicios para ex presidentes, seguridad, escoltas, residencias y muchos otros conceptos.

24. El prestigio del Rey: Independientemente de que, como Rey de España, el Rey ostenta una serie de títulos y honores (descritos más abajo), nuestro Rey goza de un prestigio internacional imbatible e inigualable por ningún otro personaje privado o público en España, lo que ayuda a engrandecer la imagen y la repercusión de nuestro país. A nivel personal y en nombre de los españoles, el Rey ha contribuido de manera decisiva a estrechar lazos internacionales con España y a potenciar la unidad de Europa. Nadie en España, en ninguna época de la era moderna, ha ostentado en su persona tanto prestigio internacional. De esa forma, nuestro Rey ha sido distinguido, entre otros muchos, con los siguientes reconocimientos :

  • Premio Carlomagno (1982)
  • Premio Félix Houphouët-Boigny para la Búsqueda de la Paz de la Unesco (1995)
  • Medalla de la Democracia, de la Universidad de Yeshiva (1997)
  • Premio «Estadista Mundial» de la Fundación Appeal of Conscience (1997)
  • Premio Estatal de la Federación Rusa (2011)

Sobre su papel en los últimos 38 años, multitud de medios internacionales sean hecho eco permanente, y sobre su labor durante los primeros años de su reinado, medios como la revista Time publicó que el rey Juan Carlos surgió «como uno de los héroes más improbables e inspiradores de la libertad del siglo XX, desafiando un intento de golpe militar que buscaba subvertir a la joven democracia posfranquista de España».

25. Títulos y honores del Rey: Los principales títulos y honores que ostenta el Rey y que por tanto engalanan a nuestro   Jefe de Estado en beneficio del lustre de nuestro país, son los siguientes:

 

  • Rey de España, de Castilla, de León, de Aragón, de las Dos Sicilias (referido a Nápoles y Sicilia), de Jerusalén, de Navarra, de Granada, de Toledo, de Valencia, de Galicia, de Mallorca, de Sevilla, de Cerdeña, de Córdoba, de Córcega, de Murcia, de Menorca, de Jaén, de los Algarves, de Algeciras, de Gibraltar, de las Islas Canarias, de las Indias Orientales y Occidentales y de las Islas y Tierra Firme del Mar Océano.
  •  Archiduque de Austria.
  •  Duque de Borgoña, Brabante, Milán, Atenas y Neopatria.
  •  Conde de Habsburgo, Flandes, el Tirol, el Rosellón y Barcelona.
  •  Señor de Vizcaya y Molina.
  •  Rey de Hungría, Dalmacia y Croacia
  •  Duque de Limburgo, Lotaringia, Luxemburgo, Güeldres, Estiria, Carniola, Carintia y   Württemberg
  •  Landgrave de Alsacia
  •  Príncipe de Suabia
  •  Conde Palatino de Borgoña
  •  Conde de Artois, de Hainaut, de Namur, de Gorizia, de Ferrete y de Kyburgo
  •  Marqués de Oristán y de Gocíano
  •  Margrave del Sacro Imperio Romano y de Burgau
  •  Señor de Salins, Malinas, la Marca Eslovena, Pordenone y Trípoli.
  •  Rey Católico (o Su Católica Majestad)
  •  Capitán General de las Fuerzas Armadas, de las que ostenta el mando supremo.
  •  Soberano Gran Maestre de la Insigne Orden del Toisón de Oro.
  •  Gran Maestre de la Real y Distinguida Orden de Carlos III.
  •  Gran Maestre de la Orden de Isabel la Católica.
  •  Gran Maestre de la Orden del Mérito Civil.
  •  Gran Maestre de la Orden de Alfonso X el Sabio.
  •  Gran Maestre de la Orden de San Raimundo de Peñafort.
  •  Gran Maestre de las órdenes militares de Montesa, Alcántara, Calatrava y Santiago, así como de otras órdenes militares menores o condecoraciones de España.
  • Bailío Gran Cruz de Honor y Devoción de la Soberana Orden de Malta.
  • Bailío Gran Cruz de Justicia de la Orden de Constantino y Jorge de Grecia.
  • Caballero de la Orden de San Javier, la Orden de San Jenaro, la Orden de la Anunciada, la Orden de la Jarretera y Orden del Imperio Británico (desde 1988).
  • Gran Collar de la Reina de Saba y la Dinastía de Reza de Irán.
  • Gran Cordón de la Suprema Orden del Crisantemo de Japón.
  • Gran Cruz de la Legión de Honorde Francia y de la Orden Nacional del Mérito.
  • Hermano Mayor de la Hermandad del Santo Entierro de Sevilla y de las Reales Maestranzas de caballería de Ronda, Granada, Valencia, Sevilla y Zaragoza.

 

Tags: , , , , , , , ,

Coméntalo en Facebook

30 comen.
  1. Alejandro Mayorga dijo:

    Coincido en muchos aspectos con tu opinión. Por desgracia tengo que reconocer que últimamente nuestra Familia Real, parece, que no está siendo lo ejemplar que se debería, una de las cosas que se les exige (“No basta que la mujer del César sea honesta; también tiene que parecerlo”).
    Cada vez más gente está encontrando en la Familia Real algo en que centrar su ira y decepción.
    Otros nos quedamos pasmados. Como tu dices en otra entrada “la vida se construye de símbolos, de ideales y de momentos”, a mí me están fallando mis símbolos. Y me duele.

    Felicidades por tu página.

    AM

    Responder
    • Luis Yanguas dijo:

      Hola Alejandro,

      Gracias por tu mensaje. La sociedad española de hoy está envilecida y con ganas de lanzarse al cuello de todas las instituciones, por eso centran en la Monarquí parte de su “ira y decepción”. Haciendo un análisis justo, la Monarquía claramente ha tenido algunos errores y determinados comportamientos que podrían haber sido mejores, pero el balance de los últimos 38 años ha sido incontestablemente positivo. Por cada error, hay cien aciertos. No nos dejemos cegar por la mala prensa y por las ganas de carnaza de ciertos sectores de la sociedad. Creo que si bien los tiempos cambian y la Monarquía inevitablemente también, seguimos contando con una institución útil y excepcionalmente eficaz.

      Un abrazo,

      Luis

      Responder
  2. Alejandro Mayorga dijo:

    Efectivamente el balance es positivo. Por desgracia parece que en estos momentos tan críticos para España, hay muchas más noticias hurgando en las miserias de la Familia Real, que en lo que realmente importa. Seguramente no es una casualidad.

    Tengo muchos conocidos que piensan que llegando una nueva República,todos los problemas de España se arreglarían. Es ridículo. Mientras tanto grandes grupos de comunicación parece que apuestan por la presión para llegar a una abdicación en el Príncipe, que en este momento no sería beneficioso en absoluto para la Monarquía y por tanto para España. Don Juan Carlos, además de sus aciertos y errores, es el Rey de España, representa no sólo a su dinastía, si no a todas las anteriores y a las de los diferentes pueblos de España.

    Qué envidia de sociedades como Holanda o Gran Bretaña!

    Saludos,

    Alejandro

    Responder
  3. Fernado Fernandez De Cordoba Y serrano de ontreras dijo:

    Falta por añadir : Hermano mayor de la real cofradia de la Virgen de las Mercedes de Alcala la Real

    Responder
  4. Miguel dijo:

    Me encanta saber que aun hoy hay gente que defiende la monarquía (como yo) y saber que nos sentimos orgullosos de ella cada día que pasa y aunque cometan errores y se le tenga que penalizar como cualquier ciudadano seguirá siendo el rey de España y cuando el muera sabremos que un majestuoso rey le seguirá como es don Felipe y luego espero que su hija.
    Creo que poco a poco y sobre todo con Felipe la monarquía se recuperara y ahora que estamos tan divididos es en España y en el rey donde nos tenemos que ver todos como hermanos.
    Yo siempre lo diré si el día de mañana llegaran a proponer una república o España se convirtiera en esta no dudaría en defenderla de la forma que sea por supuesto y si tengo que salir a la calle a defenderla lo haré de la forma que sea gritando peleando o como sea.

    Responder
  5. Andrés dijo:

    De verdad me siento orgulloso de que aun queden personas como vosotros. Estoy encantado. Ojala España fuera como Reino Unido. Esa fidelidad y esa confianza en la monarquia. Solo nosotros podemos hacer que España este unida, solo la monaruia puede hacerlo. Luchemos por una España unida no separada. Yo defendere a la monarquia en este pais hasta el fin de mis dias. Viva la MONARQUIA CONSTITUCIONAL ESPAÑOLA! VIVA EL REY Y VIVA NUESTRA PATRIA!!! No nos dividamos, es lo.mas triste que le puede pasar a este pais. Me siento orgullosode encontrar por fin a la gente que necesita España. Monárquico hasta el final

    Responder
  6. Miguel T dijo:

    A pesar de que me moleste la corupción sea de quien sea. Admito la importancia del rey en una España dividida como la de hoy. Viva el rey aunque se equivoque

    Responder
  7. Príncipe Reniclei dijo:

    Hola , soy del estado brasileño de Bahía y Brasil puede dar fe de lo que estoy a punto de declarar la república, Brasil ya era una monarquía gloriosa , pero la perdió debido a un golpe de estado militar que se repitió innumerables veces desde el año del primer golpe en 1889, sin embargo, la república ha mostrado fallas en términos de gobernabilidad que ha dado las lagunas de los disturbios que tienen lugar . La economía es inestable , nunca se sabe cuándo o dónde va a beneficiar perjudicará a los ciudadanos; dueño de la república brasileña es una farsa, nos dirigimos por una república comunista y los ciudadanos no pessebem porque son engañados por las mentiras propagadas por esta república tuerca , nos tratan como tapires que son domesticados , podemos demostrarlo al quejarse de que teníamos en julio de 2013 que en la actualidad aún no hay rastro , el desprecio por los ciudadanos es tan grande que hace poco una lluvia golpeó un municipio llamado Lajedinho que está cerca de mi ciudad natal New World y sin embargo, el municipio no se ha iniciado la reconstrucción por falta de fondos , así como si los españoles son pelea inteligente para mantener su reino, para no dejar que el desorden y la corrupción tienen en cuenta España . Lucha junto a otro brasileño para restaurar maonarquia en Brasil, porque todavía hay esperanza , Dios salve al Reino de España : ¡Viva el Imperio del Brasil !

    Responder
  8. FRANCISCO JOSÉ LÓPEZ dijo:

    AMERICA S EDESCUBRIO POR ORDEN DE LA REALEZA DE ESPAÑA Dª. ISAVELII REINA DE ESPAÑA EN ESOS MOMENTOS, TITULO QUE NUNCA SE LE PODRÁ QUITÁR A ESPAÑA, SALUDOS. CON EL PERMISO DE USTED, SI QUIER USTED PODRIA PEDIRLE CONSEJO A NUESTRA MAJESTAD, SI NO DESEA NA NADA RECIBA UN CORDIAL SALUDO.

    Responder
  9. liina manyoma dijo:

    la monarquia ejemplo para ahora la mantacion actual

    Responder
  10. liina manyoma dijo:

    AMERIA AHORA EN SU ACTUALIDAD ES MAS DISTINTA POR SU MANDATARIOS
    EN BRASIL EL ESTADO ERA MUY COMPLEJO EN TODA SU MANDACION LA
    ECONOMIA QUE CALLO EN UN GOLPE DE ESTADO POR LA ESPULCION
    DE SU REY TAMBIEN LLAMADO MONARCA O EMPERADOR POR SU CARACTERISTICA
    QUE TIENE HAORA POR SU GOLPE MILITAR EN EL AÑO 1889 SIN EMBARGO
    LA REPUBLICA A MOSTRADO FALLAS EN EL TERMINO DE GOBERNALIDAD Y LA
    ECONOMIA QUE ESTABLESE ESA REPUBLICA CON SU MANDATARIO

    Responder
  11. Gerardo dijo:

    Buenos días,

    He leído el articulo, y posteriormente los comentarios. Y hay una cosa que realmente me ha dolido en su defensa de la Monarquía y como respuesta a un lector; dices lo siguiente:

    “La sociedad española de hoy está envilecida y con ganas de lanzarse al cuello de todas las instituciones”

    La sociedad española, o parte en la que yo me incluyo, no ha envilecido, sino que esta decepcionada, tanto con la Monarquía como con las Instituciones (o los que las gobiernan), porque ambas han cometido errores, y no pocos.

    En referencia a la Monarquía, algunos de sus errores han sido bastante torpes, como ir a cazar elefantes y caerse. Por otro lado, se han dado situaciones de las que no se puede decir que sean culpables porque se están juzgando actualmente, pero que serian “algo mas graves” llegado el caso. Pues bien, algunas de las declaraciones que se han hecho en este juicio, como poco, de lo ridículas que suenan, pasan a estúpidas, y finalmente terminan oliendo a mentira.

    Yo como ciudadano de a pie, currito que ni pincha ni corta, quizás hace siglos hubiese estado en otro estrato social, al servicio de. Pero actualmente, según la Constitución que tanto defiende la propia Monarquía y que tanto me han vendido, tengo los mismos derechos y las mismas obligaciones que ellos. Esa Monarquía que dicen que esta al servicio del pueblo y no al revés. En cambio, mi sensación es que últimamente la Monarquía vive en un mundo diferente al mio, y no lo digo porque sean mas ricos o puedan llevar un mejor tren de vida, sino porque parece que gozan de mas privilegios que el resto (lo mismo que los miembros de otras instituciones).

    Hablas de que todos somos humanos y que esta en nuestra naturaleza cometer errores. Pues si todos cometemos errores, aunque en los ámbitos de responsabilidad a los que nos estamos refiriendo, ciertas acciones o “errores” quedan muy lejos de lo admisible. Como dijo Ben Parker: Un gran poder conlleva una gran responsabilidad. Y solo por ello, se les presupone una mejor conducta en todos los aspectos, porque para eso están ahí y son la cabeza visible. La que nos ha de dar parte del prestigio del que hablas, y no lo contrario.

    En definitiva, la Monarquía tiene un trabajo que ha de cumplir, y no tengo nada en contra de ella, mientras lo hagan bien y se lo merezcan. Porque no es un papel sagrado o inamovible como lo fue en el pasado, que se hereda y punto, o una fuente de privilegios; es un servicio a todo su pueblo que es para quien trabajan y el que los mantiene. Y hablando de trabajo y sin ahondar en el tema, no olvidemos con la facilidad con la que se despide a los trabajadores hoy en día, situación a la que se ha llegado por otros motivos, pero que también es parte de esa decepción generalizada hacia las instituciones.

    La sociedad responde a su entorno, y el entorno no esta bien.

    Un saludo, y perdón por mis faltas de ortografía que seguro que hay unas cuantas.

    P.D.: Hablando objetivamente, la Monarquía no es condición sine qua non para tener un buen Gobierno en un país.

    Responder
  12. Erinson Manzueta dijo:

    España fue es y siempre será una monarquia la cual es el sistema de gobierno más estable, las repúblicas son un nido de ratas corruptas con ansias de poder. Españoles! Despierten de tantas mediocridad republicana, volveos hacia vuestro rey y construid una España mejor.

    Responder
    • Isabel dijo:

      Bueno…no siempre lo fue una monarquía. La monarquía parlamentaria no gobierna, querido. Y ratas corruptas estamos como si se hubiera cambiado de nacionalidad el flautista de Hamelin jajaja. Saludos.

      Responder
  13. fernando dijo:

    tengo que reconocer que me ha sorprendido este artículo. El único punto incorrecto creo que es el 16, ya que existen en España monárquicos y antimonárquicos, así que no representa a todos los españoles…. los demás puntos hay algunos subjetivos, pero hay que reconocer que otros objetivos…

    Responder
    • Luis Yanguas dijo:

      Hola Fernando,
      Muchas gracias por tu respuesta. Pienso que para juzgar a una institución como la Monarquía (parlamentaria y democrática, como la de ahora), dejando a un lado aspectos ideológicos, hoy en día es necesario poner en una balanza sus beneficios y sus perjuicios. Y estarás conmigo en que los beneficios son mayores que los perjuicios. Solo hay que hacer un análisis pausado y justo para poder comprobarlo. Hay mucho republicano que se deja llevar por el odio y por la palabra fácil y simple, pero que no examina las cosas que digo en mi artículo. Por otra parte, en cuanto al punto 15, el Rey SÍ representa a todos (monárquicos y republicanos). Otra cosa es que un republicano no se sienta representado por el Rey, pero sin embargo el Rey, en su papel constitucional, es el Rey de todos los españoles por igual, y cuando el Rey actúa lo hace en nombre de todos los españoles, no solo de los monárquicos.

      Un abrazo,

      Luis

      Responder
  14. fernando dijo:

    perdón, me refería al 15, no al 16

    Responder
  15. Inés dijo:

    No ser católico o no ser musulmán no lleva consigo querer echar abajo la Catedral de Santiago o la Mezquita Azul.
    La Monarquía es historia viva, un lujo que no tienen en otros paises y que no podemos permitir que sea menospreciado. ¿Qué se ganó con expulsar a Alfonso XIII? ¿Qué se gana con construir un rascacielos sobre la casa del abuelo?

    Responder
  16. luis dijo:

    Pero es de Don Felipe VI del que estamos intuyendo que debe hacer reformas, modernidad, por su juventud, su preparación y espero que por sus méritos.

    Don Juan Carlos ha sido durante un tiempo una figura carismática y querida… Tiene sus reconocimientos… Nadie lo duda…

    Creo que la Monarquía Parlamentaria sigue conservando algunos rastros del franquismo, es Jefe de Estado y eso compromete a que “el poder está en las armas”.

    Pienso que Don Felipe será un buen Rey y que sabrá limpiar de maleza el entorno en el que se han desarrollado bastantes asuntos turbios, confío en ello. La corona no debe ser simbólica, ni tiene que ser exaltada por un cardenal retrógrado. En mi humilde opinión -y agradezco poder escribir aquí en este foro- una Monarquía Representativa puede ser muy positiva.

    Pero ante todo y sobre todo: Cárcel y bloqueo de bienes a todos los políticos y corruptos antes que lleguen los caciques, exaltados, oportunistas, de derechas y de izquierdas y un poco de sentido común…, El Rey cumple funciones diplomáticas pero puede ser un trabajo y debe ser remunerado en tanto y en cuanto sea efectivo.

    Lo de los títulos, los tenemos todos y suena un poco medieval…

    Soy apolítico, mi ideología es el polo neutro de un imán…

    Perdón

    Por favor

    Gracias

    Responder
  17. Neko dijo:

    Señor mío:
    Qué pena que todos podamos lanzar la primera gilipollez que se nos ocurre en internet,verdad? Realmente usted ha escrito esto pensando en los pros que (para usted) supone tener una monarquía como modelo de estado,pero estoy muy segura de que jamás se ha parado a pensar seriamente en sus contras,es más estoy convencida de que para usted no existen contras,y es por eso que su opinión deja de tener una mínima validez,porque es eso,solo su opinión sin hacer un juicio crítico del asunto,como materia importante para nuestro país que es esta.

    Responder
  18. Isabel dijo:

    Me alegra que este tema se pueda hablar sin los enfurecimientos a los que estamos acostubrados últimamente. Personalmente, me gustaría poder responder a esa pregunta en un referendum vinculante. Si la mayoría de los españoles deciden que siga, perfecto y si no también.
    Ahí es donde se demuestra la democracia, como su propio nombre indica Poder del Pueblo.
    Estamos tan acostumbrados a tragar lo que nos viene de quienes tienen la vara de mando que se nos olvida que el poder es nuestro. También deberíamos ser lo suficientemente maduros para aceptarlo sin pataletas y sin tratar de imponer nuestro punto de vista al de los otros.
    Siempre me pregunté cuánto nos costaba la monarquía. Una pregunta tipo…” A qué huelen las nubes…” porque nunca lo sabremos.
    Bien, bajo mi punto de vista, es un artículo de lujo. Pero dada su aparente ejemplaridad no creí que este debate se abriese jamás. Lo malo es cuando ves que no es tan diferente a los demás poderosos y que osase decir que “todos los españoles somos iguales ante la ley” ahí ya no puedo respetar una institución en la que hay ladrones y por ser vos …salen impunes, que tengamos que ver a una persona que trabaja en un banco decir lo que dijo es vergonzoso. No eres tontita Cristina, eres más lista que el hambre. Aunque esa palabra tampoco te constará a diferencia de a muchos españolitos. En fin, que me salgo del tema. Resumiendo, los tiempos cambian y la historia no siempre se escribe de acuerdo a la realidad. No estoy de acuerdo con mucho de lo que aportas, pero agradezco que almenos lo argumentes y yo pueda decir lo que pienso. Gracias.

    Responder
  19. fsg dijo:

    Coincido plenamente con el articulo. La gente hace razonamientos facilones con mucha ignorancia pero la monarquia parlamentaria nos ha dado la mejor etapa de la historia de España (incluso con crisis). Y no es casualidad. Como dice el articulo, paises como Japon, Canada, inglaterra o SUecia son monarquias parlamentarias y nadia pone en duda que son 100% democratias. La republica es una forma de politicia tan antgigua como la monarquia pero la monarquia parlamentaria es verdaderamente la evolución moderna. Es una democracia con un árbitro. ¿A quien le importa que sea hereditario? El poder ejecutivo que es lo que importa es democratico. Nos quejamos de nuestros politicos y quieren poner a otro mas a chupar del bote cada cuatro años, que no le va a conocer nadie y luego a mantener sus sueldos vitalicios.
    Por no hablar (esto ya es un poco menos serio) de la horterada de bandera republicana…¿por que olvidan que la primera republica uso la bandera amarilla y roja?

    Tanto por razones prácticas como económicas como políticas creo que claramente compensa tener monarquía parlamentaria y quien niege esto realmente no está siendo objetivo. En estos momentos la unica razon del cambio a la republica que se puede argumentar es puramente ideologica. Per ya sabemos que desgraciadamente hay razonamientos que son demasiado avanzados y elaborados para el ciudadano medio español que copia y pega lo que le ponen en twiter. Bienvenido Felipe VI!!

    Responder
  20. Francisco dijo:

    Me da vergüenza ajena algunos comentarios.
    La mayoría de la gente que opina en contra de la monarquía seguro que son partidarios de PODEMOS jajaja que pena que gente así pudiera llegar a representar a los españoles. Me pregunto si algún país nos tomaría en serio… alguien en general. Dicho esto viva el Rey y viva España y mi bandera la BICOLOR no la tricolor. Un saludo

    Responder
  21. Isidro dijo:

    Hola, gracias por este articulo, la gente no se da cuenta de la importancia de la monarquía parlamentaria y solo se acuerdan de una cacería de elefantes, pobres de mente y cortos de entendederas, esto es como la pareja, cuando la tienes no la valoras lo suficiente y cuando la pierdas la echas muchísimo de menos, espero que no la perdamos

    un saludo

    Responder
  22. pepe dijo:

    En general me parece una chorrada pero destacar el punto número 20 si es cierto que España siempre fue una monarquía los borbones no son los legítimos herederos de dicha monarquía.
    Tambien recordar que con ellos la época dorada de libertades de los austria llego a su fin y a raíz de dicho recorte de libertades nacieron los actuales nacionalismos.
    Por no hablar de la cantidad de guerras internas en las que nos han involucrado a la ciudadanía.
    En resumen los borbones no son ninguna joya.

    Responder

Trackbacks & Pingbacks

  1. […] estado leyendo esta clase de  artículos que  dan razones por las que una monarquía es mejor o que comparan ambos regímenes políticos y en todas ellas, uno de los puntos fuertes de la […]

Por favor, deja tu opinión

¿Quieres participar en el debate?
¡Eres bienvenido!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

© Copyright - La oreja de Jenkins