EL MENSAJE DEL REY: UN MENSAJE CON MAYÚSCULAS

26 dic
26 diciembre, 2012

A pesar de haber pasado algunos días en el campo y sin buena conexión a internet, no quería dejar de escribir acerca del grandioso mensaje de Navidad que el pasado día 24 trasladó a los españoles S.M. el Rey. Creo que se trata de uno de sus mejores mensajes de los últimos años y también creo que ha servido para constatar, una vez más y en un formato unificado y directo, que la Corona no solo es consciente de los problemas que atañen a los españoles sino que nos sirve de guía y es parte indispensable de la solución a los mismos. Para esquematizar, enumeraré las siguientes claves principales que creo tuvo el mensaje:

– El Jefe del Estado resalta que “vivimos uno de los momentos más difíciles de la reciente historia de España”, y añade que el bienestar de muchas familias se está viendo amenazado. En varios momentos del mensaje, el Rey hizo alusión a ésta situación y al drama social existente.

– Siendo consciente de lo anterior, el Rey lanza varios mensajes claros y concisos a la clase política, señalando que “austeridad y crecimiento deben ser compatibles”, y que “Las renuncias de hoy han de garantizar el bienestar de mañana, en un plazo razonable de tiempo”. También les dice que “tenemos que poner orden en nuestras cuentas y, a la vez, generar estímulos para la creación de riqueza”. Con lo anterior, el Rey le dice al Congreso que no haga sufrir en balde a los españoles y que, básicamente, lleve a cabo una gestión eficaz de los recursos para que nuestro esfuerzo de hoy merezca la pena mañana.

– El Rey transmite su confianza en los españoles, a quienes conoce bien y en cuya capacidad productiva confía, al decir que “podremos superar las dificultades actuales con la generosidad, el talento y la creatividad de nuestros hombres y mujeres y con la fortaleza de nuestro sistema productivo. España es parte de la solución a la crisis global”. 

– Además, el Rey hace una llamada a un mayor examen de conciencia individual, diciendo que no debemos perder el norte porque el problema de hoy no se basa solo en la economía. “Por muy evidente que sea, no es malo repetirlo: no todo es economía”.

– Como no podía ser de otra manera, el Rey hace una llamada poco velada al orden a determinados politicuchos autonómicos y a la baja política de hoy, personificada en gentes como Artur Mas o los cabecillas proetarras de Bildu, y dice que deben saber “renunciar a una porción de lo suyo para ganar algo mayor y mejor para todos”. Además, dice que “es necesario promover valores como el respeto mutuo y la lealtad recíproca”, y que “es hora de que todos miremos hacia adelante y hagamos lo posible por cerrar las heridas abiertas”, haciendo una política basadaen el espíritu de servicio y acomodada a los principios de la ética personal y social”.

– El Rey lanza un claro mensaje a los españoles para que persigan y avalen la “política con mayúsculas“, esa que deja a un lado las pequeñeces, los aldeanismos y el analfabetismo social, y abraza las libertades, la altura de miras y la decencia.

– Todo su mensaje, lo encuadra el Rey en un marco único, en el que sitúa a su lado un Portal del Belén precioso propiedad de Patrimonio Nacional (dejando clara la tradición y la cultura católica tanto de España como de su Monarquía), y un conjunto de fotografías familiares entre las que destaca la del Príncipe de Asturias, futuro Felipe VI, sucesor suyo y un gran heredero, preparado como ninguno, del cual los españoles habremos de sentirnos orgullosos el día de mañana. Además, el Rey emite su discurso por primera vez de pié, en su despacho de trabajo y dejando claro de manera más que simbólica que, a pesar de sus achaques e incluso de las críticas a su salud injustamente recibidas, no piensa claudicar ni ceder una micra de poder, porque quiere y sobre todo porque puede.

¿Podría el Rey haber dicho más cosas?: Sí. Podría haber  sido más duro con la política catalana de barrio bajo?: También…Podría haber dicho muchas cosas, pero creo que se trató de un mensaje bien estructurado, de gran contenido y de mucha claridad. No habría sido simple trasladar a los españoles más cosas en apenas 8 minutos…Habrá quien le critique por haber dicho poco, habrá quien lo haga por haberse propasado, o quien diga que se trata de palabras vacías…Yo, sin embargo, considero que el Rey a día de hoy sigue siendo una pieza fundamental en nuestro panorama social, económico, diplomático y político, que solamente en 2012 ha aportado a España y a sus arcas beneficios difícilmente acumulables por un gobierno al completo en toda una legislatura. Por todo ello, y también por su mensaje: Gracias de nuevo, Majestad.
* LINK al mensaje del Reyhttp://youtu.be/vlIusifB_Qc
Tags: , , , , , , , , ,

Coméntalo en Facebook

0 comen.

Por favor, deja tu opinión

¿Quieres participar en el debate?
¡Eres bienvenido!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

© Copyright - La oreja de Jenkins