BIENVENIDO, PAPA FRANCISCO

14 mar
14 marzo, 2013

«Militar para Dios bajo la bandera de la Cruz y servir sólo al Señor y a la Iglesia, su Esposa, bajo el Romano Pontífice, Vicario de Cristo en la tierra»

Hoy el mundo entero está de enhorabuena porque al frente de la Iglesia Católica se ha sentado un hombre bueno, de perfecta formación y capaz como pocos. Y digo que el mundo está de enhorabuena, porque de la labor e influencia de ese gran hombre que es Francisco, no solo vamos a beneficiarnos los 1.200.000.000 de católicos que pisamos la Tierra (un sexto de todos los seres humanos), sino que su impronta y su legado estoy seguro se notará a lo largo y ancho del planeta. Y es que el porteño Jorge Mario Bergoglio, para la posteridad Francisco, no es un Papa cualquiera. Se trata de un ser humano de los pies a la cabeza, un católico con esas ocho letras grabadas a fuego y una persona que ha demostrado a lo largo de su actividad pastoral tener una especialísima inclinación por la justicia social, por los pobres, por la paz y por la concordia en el mundo. Es un Papa sin adornos, que desde el primer momento de su pontificado se ha presentado al mundo pidiendo que se rece por él, humilde y sincero, haciendo gala de ese carácter y esa forma de ser por la que se le ha conocido hasta ahora en el Arzobispado de Buenos Aires.

 

El ahora Papa, visitanto a niños enfermos de sida

El ahora Papa, visitanto a niños enfermos de sida

Porque Bergoglio, ese hombre que desde ayer viste Sotana Blanca y que llevará consigo el Anillo del Pescador, es un hombre que sabe muy bien cuál es la Misión de la Iglesia en el mundo. No demanda artificialidades y en su presentación de ayer prefirió no apartar de su pecho su Pectoral de siempre, tan plateado y esperanzador como el mineral que sus predecesores Jesuitas sacaron de las minas americanas siglos atrás para dárselo a los indígenas a quienes protegían, evangelizaban y educaban. Y es un hombre libre, que se ha enfrentado cuando ha sido necesario al déspota y corrupto gobierno de la saga Kirchner y que se ha atrevido a alzar la voz ante las sucesivas injusticias, abusos e inmoralidades que han salido de la Casa Rosada a lo largo de los últimos años. Libre en el sentido más amplio de la palabra, pero también puramente compasivo y sencillo, porque ha sabido transformar su mandato en algo clave para la cristiandad y que es la ayuda permanente a los más desfavorecidos. Muchos en Argentina le recordarán siempre como aquel Cardenal que recorría los más pobres arrabales a cuerpo descubierto, aquel sacerdote que besaba los pies de los niños enfermos de sida o aquel hombre que recorría el país, desde Formosa hasta Tierra de Fuego y desde Mendoza hasta su hogar de Buenos Aires, para prestar auxilio directo a todo aquel que lo necesitaba. También recordarán que ese hombre que pudo habitar en el Palacio Episcopal de la capital de Argentina, prefirió hacerlo hasta hace pocos días en su pequeño apartamento de poco más de 35 m2…O recordarán a ese Purpurado porteño que renunció a tener chófer y coche oficial para sus traslados, prefiriendo ir en autobús o en metro…Detalles simbólicos, no imprescindibles, pero que dan muestra de la talla de este nuevo gigante de la Iglesia.

autobus_bergoglio

Bergoglio en un autobús bonaerense

Y el nuevo Santo Padre es el primer Papa en la historia perteneciente a la Compañía de Jesús, esa grandiosa infantería de soldados católicos fundada por el español San Ignacio de Loyola en la primera mitad del siglo XVI y que ha sido ejemplo universal y práctico de evangelización, de Misión y de lucha por mejorar constantemente al mundo y a los que en él habitamos. Sus predecesores en la Compañía, entre ellos San Luis Gonzaga o el mismísimo San Francisco Javier, implantaron misiones en América, Asia o el África negra, crearon muchos de los mejores colegios y universidades que hoy existen en el mundo y evangelizaron en épocas y periodos lejanos e inhóspitos a gentes de la lejana China, la India o Japón. Avanzaron sobre terrenos donde nunca había puesto el pie un cristiano y convirtieron a través de la amistad y el Evangelio a territorios como Canadá, Misisipi, o todos aquellos territorios donde el Imperio Español se implantó. Fueron innovadores y pioneros en el desarrollo agrario de toda la actual Hispanoamérica, protegiendo a los indígenas colonizados (como así lo hacía el propio Imperio Español, al contrario de lo que dice la leyenda negra anglosajona), alfabetizándoles y enseñando a los indios a labrar sus tierras, a extraer el mineral de sus minas y a encontrar su digna posición en ese nuevo orden fructuoso que España implantó en América tras su llegada.

Por todo ello, y por lo que queda por venir, el nuevo Papa es una auténtica bendición del Cielo. No quedarán quienes le critiquen por ridiculeces como el haberse opuesto al matrimonio homosexual o a la eutanasia (me pregunto qué esperaba esa gente de un Papa católico), pero estoy absolutamente seguro de que seremos testigos de un pontificado ejemplar y muy positivo para el bien del mundo y, cómo no, para la Iglesia.

 

VIVA EL PAPA

Tags: , , , , , , , ,

Coméntalo en Facebook

4 comen.
  1. Rafa dijo:

    Luis, quería en primer darte la enhorabuena por tu interesante blog y en particular por el artúclo sobre el Papa Francisco. Al respecto de este artículo quería hacerte un comentario sobre el nombre del Papa, ayer tras su elección pude leer varios artículos en los que se decía que al nombre elegido por el Papa no se le añadía el número hasta que este hubiera muerto y otro Papa eligiera el mismo nombre. Por ello deberíamos referirnos a él como Papa Francisco y no Francisco I como haces en tu artículo. No se quién está en lo cierto, por lo que te agradecería que lo intentaras aclarar.

    Un abrazo

    Responder
  2. Luis Yanguas dijo:

    Buenas tardes Rafa,

    Muchás gracias, me alegra mucho que te haya gustado. Tienes razón, además confirmo lo que dices y he de cambiarlo en el titular ya que el Vaticano ha confirmado que será Francisco (a secas), hasta que haya muerto y venga otro Papa que elija el mismo nombre.

    ¡Un abrazo y gracias de nuevo!,

    Luis

    Responder
  3. Gonzalo Fernández Hernández dijo:

    Queridos amigos:
    Blasfemo sería por mi parte pretender interpretar las decisiones del Espíritu Santo en la elección del Papa Francisco pero voy a dar una humildísima opinión personal. Estoy de acuerdo con don Luis Yanguas en que el Espíritu Santo se sirvió del Beato Juan Pablo II para derribar el comunismo. Hoy pienso que la Tercera Persona de la Santísima Trinidad ha colocado al Papa Francisco al frente de su Iglesia a fin de oponerse a la Teología de la Liberación, a la Izquierda Pseudoindigenista de Hispanoamérica y a su réplica en el extremo conservador (las sectas protestantes de origen estadounidense que tanto daño han hecho a los católicos de Guatemala y Uruguay) y con el propósito de resolver de modo definitivo la gravísima crisis de la Compañía de Jesús como sólo un jesuita puede hacerlo.
    Un saludo a todos

    Responder
    • Luis Yanguas dijo:

      Estimado Gonzalo,

      Un buen análisis e interpretación del papel que desempeña y ha de desempeñar el Papa. A mí me gusta mucho este Papa y creo que supone un pequeño viraje en el timón que le viene muy bien a la Iglesia. Muchas gracias.

      Luis

      Responder

Por favor, deja tu opinión

¿Quieres participar en el debate?
¡Eres bienvenido!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

© Copyright - La oreja de Jenkins